Jardín de Sanmao.

Jardín Sanmao (Espiritualidad) 灵性

Jardín Sanmao (Espiritualidad) 灵性

Sigamos con nuestra ruta. Seguimos en el Parque de San Juan. Sin alejarnos demasiado del olivo en honor de Jose María Quero, y sin marchar muy lejos de la escultura de “Tres pelos”, el viajero topará con un pequeño jardín de callaos gigantes pintados de rojo. Es la cuarta estación de nuestro camino, el jardín Sanmao.

Dentro de la Ruta de Sanmao-Echo Chen en Gran Canaria este espacio está señalizado con el valor de la “espiritualidad”

灵性 

Es un jardín que se ubica en una pequeña pradera de verde césped. Allí resaltan unas esculturas orgánicas en forma de “callaos”, palabra de origen portugués muy arraigada en la cultura canaria, referida a un tipo de piedras llamadas “cantos rodados”. Pintarlos y regalarlos a sus amigos agradaba a Sanmao. También fueron muchos los niños a los que enseñó, con ellos pintaba las piedras de color rojo, el color de la buena suerte en China.

 

El espacio está muy cercano al campo santo de la ciudad, que se encuentra integrado dentro del parque urbano. En el Jardín Sanmao se reconoce el amor de la escritora por su esposo José María. El espacio se ha convertido en un lugar de reunión para personas que realizan actividades como la meditación, tai-chi o yoga, siendo al tiempo un lugar perfecto para componer bonitas fotografías de recuerdo con los “callaos”.

Parque urbano de San Juan

El Jardín Sanmao nos traslada un poco más dentro de nosotros mismos. Su tranquilidad y su ambiente que convocan a meditar es otro hilo tejido con el recuerdo de Echo Chen. En la vida de Sanmao siempre hubo un lugar para la reflexión. En el espacio calmo halló las palabras que describían sus experiencias personales, de manera sencilla. Escribió: “Sólo existe un adjetivo que pueda definir lo que me gusta; “variado”. ( ) Lo variado representa el cambio, y el cambio es un tipo de belleza”

 

Sanmao era una mujer interesada en mil variaciones de la belleza, desde la pintura, a la jardinería a la cocina, y tantas otras formas. El recuerdo a su memoria crece por eso en un pequeño jardín.

Cuenta Sanmao sobre la Espiritualidad:

Echo Chen escribió: “Hace varios años estuve en el desierto del Sáhara. Aquél vasto lugar me inspiró infinitamente y mi deseo por lo material fue menguando, aunque en mi interior se despertó la claridad”. 

Cuenta Sanmao sobre la Espiritualidad:

Echo Chen escribió: “Hace varios años estuve en el desierto del Sáhara. Aquél vasto lugar me inspiró infinitamente y mi deseo por lo material fue menguando, aunque en mi interior se despertó la claridad”.